Apicultura del Valle del Rudrón en el siglo XVIII


Haciendo un resumen de lo descrito en el Catastro de Ensenada, encontramos que ya en el siglo XVIII, no se trataba sólo de una actividad exclusiva de hombres, encontrándose apicultoras en casi todos los pueblos.

Ordenados por el número de colmenas:

San Felices del Rudrón. 9 colmenares cerrados. 220 pies de colmenas.

Nueve apicultoras, cerca de la mitad de las personas dedicadas a la extracción de miel. El pueblo con mayor número de colmenares del Rudrón. Dos grandes apicultores, uno con 40 pies y otro con 36.

Tubilla del Agua. 94 pies de colmenas. 21 propietarios, tres de ellos, mujeres.

Tablada del Rudrón. 2 colmenares cubiertos. 93 pies de colmenas, 2 mujeres propietarias. Un apicultor único con 37 pies.

Hoyos del Tozo. 81 pies de colmenas.

Dos apicultoras, Maria Hernan y Josepha Gutierrez.

Covanera. 62 pies de colmenas.

Valdelateja. 60 pies de colmenas repartidas entre 11 propietarios.

Santa Coloma del Rudrón. 3 colmenares cerrados, 53 pies de colmenas. El cura poseía 6 pies.

Bañuelos del Rudrón. 40 pies de colmenas, 11 propietarios.

Moradillo del Castillo. 32 pies de colmenas, 9 propietarios.

Ceniceros. 12 pies de colmenas y tres propietarios.

Anuncios

Un pensamiento en “Apicultura del Valle del Rudrón en el siglo XVIII

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s