Primavera en el Valle del Rudrón


Resulta difícil describir con palabras el despertar de la naturaleza en el valle del Rudrón, especialmente en esos excepcionales  primeros  días de primavera que nos hacen olvidar el frío y el largo invierno.

En cuanto a las abejas y su relación con  la flora del Rudrón,  los árboles frutales dispersos por el valle les ofrecen sus flores, especialmente perales y manzanos. Los endrinos (Prunus spinosa) con su flores blancas ofrecen un polen color naranja, y la gayuba (Arctotaphylos uva -ursi) ayudará a las abejas a recolectar más polen con sus florecitas en forma de tulipa y su boca rosada. Más tarde las flores madurarán para ofrecer esos frutos rojos típicos de la gayuba que serán consumidos por la fauna silvestre.

La reina, después de un invierno donde la puesta fue casi nula, ha empezado a aumentar el número de huevos en las celdillas, para incrementar el número de abejas en el colmenar y recoger la mayor cantidad de néctar los próximos meses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s