Pinturas rupestres con miel y abejas


Cueva araña

Sello de la Cueva de la Araña

No ha habido ninguna sociedad en la historia, por muy escasa que fuera su existencia material, que no haya producido arte. Al primer arte de todos se le ha llamado arte rupestre, siendo  la técnica mediante la cual los humanos primitivos pintaban y esculpían las rocas y apilaban piedras para formar grandes dibujos sobre el suelo.

El período comprendido abarca desde 75 000 años a.C a los 1000 d.C., siendo  el tallado de dos palos en la  piedra de la cueva de Blombos en Sudáfrica el primer vestigio conocido.Tan sólo  300 cuevas y abrigos y media docena de concentraciones rocosas al aire libre en el mundo  han conservado representaciones, grabados  o pinturas.

En cuanto a los motivos que llevaron  al hombre a realizar estas pinturas o grabados en la piedra, siguen siendo un tema para la  especulación. Algunos investigadores  lo relacionan con una función mágica, teniendo algo que ver  su uso en rituales que se practicaban para aumentar la población de animales. Otros afirman que se realizaban simplemente  para ser contemplados o quizás intentaron representar a los espíritus que enseñan a los humanos a cazar. Quizás  reflejaban el entorno hostil donde vivía el hombre, y que necesitaba dominar para subsistir. ¿Quién sabe?

Es una pintura más de la necesidad que del disfrute. El aparecer este tipo de arte muchas veces en cuevas, se explica porque era el hábitat predilecto del hombre. Se aprovechaba la superficie de la pared para dar más o menos fuerza al motivo representado. Por ejemplo, una grieta en la pared de piedra podía utilizarse  para dibujar el tronco y las ramas de un árbol.

La pintura se obtenía de mezclar alguna materia grasa con minerales como carbón, yeso o manganeso. Los temas más representados son animales (mamuts, bisontes, osos, felinos) , figuras humanas (de manera estilizada)  y signos (puntos, líneas, cuadrados, círculos).

Pinturas rupestres con abejas.

-Cueva de la Araña, Bicorp en Valencia (España). Pertenece al arte levantino. Entre  8000 a.C y 2000 a.C. Utilización de color blanco complementando al rojo y negro. Se caracteriza por el dinamismo extraordinario de las escenas pintadas, casi siempre con figuras en movimiento. Escenas de danzas, batallas entre guerreros o actividades cotidianas de la comunidad como la recolección de miel  o cavado de fosas. Su arte refleja aspectos de este pueblo de cazadores. Mayoritariamente se encuentra en abrigos naturales de poca profundidad y en paredes al aire libre.

Recogida miel Cueva Araña

Recogida miel Cueva Araña

Xabier Bellés, nos ofrece una completa descripción de esta escena: en el extremo superior de la escena se observan dos trazos transversales cruzados, que debe representar dos palos unidos por el centro y afianzados  en el borde superior de un cantil rocoso. De ellos cuelgan tres cuerdas unidas en algunos puntos por travesaños y que descienden hasta la base del cantil y pasan por delante de una pequeña oquedad de la roca que representaría un  nido de abejas. La escena incluye dos hombres, uno en la parte superior que introduce su mano en la oquedad nido mientras sostiene un recipiente en la otra, y un segundo hombre en la parte inferior, que sube por la escala y lleva un recipiente en la espalda. Alrededor del hombre que está junto al nido revolotean las abejas. Como es frecuente en las pinturas prehistóricas, el tamaño de los insectos es desproporcionadamente grande respecto a la figura humana.

Antonio gómez Pajuelo recoge en su libro “Mieles de España y Portugal” otra interpretación. Afirma que la figura cerca de las abejas es una mujer, ayudada por un adolescente al comienzo de la cuerda. Eran los niños y las mujeres los encargados de recolectar frutos, bayas y miel. Los hombres se dedicaban a la caza mayor. Eran las culturas cazadoras-recolectoras.

En el continente africano existen numerosas representaciones de la recolección de miel, con buenos ejemplos en  Namibia, Sudáfrica y Zimbabwe.

  • Abrigo de Toghwana Dam, en Zimbabwe. En este abrigo, las estructuras ovaladas representan a los panales. La figura humana está ahumando la colmena, siendo éste el primer documento donde se recoge esta práctica de utilizar el humo para calmar a las abejas cuando se intenta  “quitarles su miel”.
Pintura rupestre Toghwana Dam, en Zimbabwe

Pintura rupestre Toghwana Dam, en Zimbabwe

– Elan Cave, Sudáfrica. Se encuentra en los montes Drakensberg de Sudáfrica.  De la forma del panal de miel que cuelga del árbol,  los expertos han deducido que el tipo de abeja es la Apis mellifera.

Acuarela inspirada en las pinturas de Elan Cave, Sudáfrica. Por Gelosoi.

Acuarela inspirada en las pinturas de Elan Cave, Sudáfrica. Por Gelosoi.

Acuarela inspirada en la pintura rupestre de Bhimberkah, India.

Acuarela inspirada en la pintura rupestre de Bhimberkah, India. Por Gelosoi.

  • Pinturas rupestres de Bhimberkah, India. Otra escena de la recolección de la miel, pero esta vez en la India. La abeja presente en esta pinturas es la Apis dorsata. A tener en cuenta el hecho de que se consumía miel en panal, que incluía además de la miel, cera, polen, crías de abejas y alguna abeja muerta.

Para saber más:
-Arte. Toda la historia. Stephan Farthing.
-Temática Salvat. Historia del Arte.
-Summa pictoris. De la prehistoria a las civilizaciones orientales.
-Historia del arte. Espasa.

Los insectos y el hombre prehistórico, de Xavier Bellés.

Anuncios

Un pensamiento en “Pinturas rupestres con miel y abejas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s